ChatGPT Gratis en Español

Bienvenido a Chat GPT gratis. Usa el chat GPT-4 libremente. Participa en la revolución tecnológica que está liderando la empresa OpenAI, que está ocurriendo en todo el mundo. Obtenga una respuesta a cada pregunta, aprenda a adquirir nuevas habilidades y lea sobre todo lo nuevo en el mundo de la IA.  Utilizamos la API de la empresa OpenAi para hacer que ChatGPT sea accesible para audiencias de todo el mundo.

doronavn_the_mona_liza_in_lovere_museume_hanging_on_a_red_wall_db9bc387-3ae3-41f6-aafd-7c926d9bfebc

La revolución del arte de la IA: el salto al futuro, la polémica y una posible solución

Facebook
Twitter
WhatsApp

La inteligencia artificial (IA) ha dado recientemente un salto significativo en el campo del arte. En los últimos años, ha demostrado una capacidad impresionante para crear obras de arte convincentes que incluso lograron alcanzar más de cuatrocientos mil dólares en una subasta en Christie’s en 2018. Con la ayuda de generadores de imágenes de IA como Dolly y Stable Diffusion, los usuarios pueden crear nuevas obras de arte en segundos. El proceso, conocido como “entrenamiento”, involucra modelos de IA que ingieren millones, a veces miles de millones, de imágenes de sitios web en toda la web. Combinados con el texto que describe estas imágenes, estos modelos pueden crear casi cualquier imagen a partir de un mensaje de texto simple.

La revolución del arte de la IA, sin embargo, no está exenta de controversia. Estos modelos no crean arte en el vacío. Aprenden a imitar estilos e incluso artistas específicos estudiando sus obras. El problema radica en que muchos artistas no han dado su consentimiento para que su arte sea utilizado de esta manera. Esto plantea preguntas importantes sobre el robo de obras de arte, la infracción de los derechos de autor y el derecho a la expresión artística.

¿Motivos para demandar? Los artesanos sienten que les están robando

Un excelente ejemplo de esta controversia es Carla Ortiz, una artista conceptual con sede en San Francisco que diseñó el arte para las películas Magic the Gathering y Marvel’s Doctor Strange. Ortiz descubrió que su obra de arte se había copiado en una matriz de imágenes de IA sin su permiso, un movimiento que describió como muy intrusivo. En respuesta, Ortiz, junto con otros artistas, presentó una demanda colectiva contra Stable AI y otros generadores de imágenes de IA.

El tema de la inteligencia artificial en el arte es complejo y plantea preguntas difíciles con respecto a los derechos de propiedad intelectual, la ética del aprendizaje automático y la definición de originalidad en el arte. Algunos argumentan que los creadores de arte de IA simplemente se inspiran de la misma manera que lo haría un artista humano, estudiando y aprendiendo de otras obras. Otros, como Ortiz, argumentan que la capacidad de los modelos de IA para archivar y producir instantáneamente copias similares o exactas cruza la línea entre la inspiración y el plagio. Del mismo modo, GPT Chat de OpenAI también puede causar controversia entre escritores y periodistas.

¿Solución materializándose?

En respuesta a este problema, el profesor Ben Zhao y su laboratorio en la Universidad de Chicago han desarrollado una solución intrigante llamada ‘esmalte’. Glaze explota la diferencia fundamental entre cómo los humanos y los modelos de aprendizaje automático perciben las imágenes visuales. Realiza cambios en las ilustraciones que son casi imperceptibles para el ojo humano, pero cambian drásticamente la forma en que las percibe una máquina. Este cambio garantiza que cualquier modelo de IA que intente imitar el estilo artístico fallará, protegiendo así el estilo único del artista.

Sin embargo, esta solución, aunque prometedora, no es perfecta. Internet es un caldo de cultivo para el desarrollo y los desafíos continuos, y ya se están realizando esfuerzos para eludir a Glaze. Sin embargo, esta iniciativa proporciona un recurso provisional importante y gana tiempo para que los artistas, los reguladores y el público entiendan y aborden los problemas éticos y legales que rodean el arte de la IA.

A pesar de la controversia actual, está claro que el arte de la IA llegó para quedarse. Con la presión de los reguladores, los comentarios de los artistas y un público informado, la esperanza es que estas herramientas revolucionarias continúen evolucionando junto con las personas que ayudan a hacerlas posibles. De esta forma, se puede apreciar el factor sorpresa del arte creado por inteligencia artificial sin descuidar o eliminar la importancia del trabajo de los artistas originales y sus derechos.

Cosas más interesantes:

Skip to content